News

,

Devolverán al mar a carey rehabilitada en el Centro de Conservación de Manatíes de la Inter

Bayamón, 18 de abril de 2017 – El Centro de Conservación de Manatíes de la Universidad Interamericana de Puerto Rico se prepara para devolver al mar a una de sus más recientes inquilinas. Esta vez se trata de Blanca, un carey hembra de 135 libras de peso y unos 15 años de edad. Su liberación tendrá lugar en Punta Las Marías, Isla Verde, el jueves, 20 de abril de 2017, a las 10:30 de la mañana. Este carey puede ser liberado ya que su rehabilitación ha sido completada gracias a la labor colaborativa del Centro con grupos tortugueros como Sociedad Chelonia, Grupo 7- Quillas y el grupo Yo Amo al Tinglar, bajo permisos del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales y el US Fish and Wild Service.

El carey se une a los varios manatíes, liberados por el Centro en sus 27 años de función. Algunos de ellos son: Moisés, Rafael, Tuque, Aramaná y Yuisa. Moisés fue liberado en Pelican Cove en Ceiba, actualmente tiene 26 años y nada por la zona de Naguabo. Mientras Rafael y Tuque fueron liberados en Punta Salinas. Rafael murió un año después de su liberación y Tuque tiene 12 años, vive y nada en Salinas. Yuisa nada en aguas de Punta Salinas en Toa Baja y Aramaná regresó al Centro porque sufrió un varamiento cerca de allí.

Según narra el catedrático del Recinto de Bayamón de la Inter y director del Centro de Conservación de Manatíes, doctor Antonio Mignucci, Blanca llegó al Centro herida por un tiburón, que le cercenó la aleta pectoral derecha, laceró el músculo del hombro derecho y le causó heridas en sus dos aletas traseras. “Fueron las laceraciones del músculo y la herida en su aleta izquierda las que tardaron más en sanar. Dos veterinarios locales, el doctor Antonio L. Rivera y el doctor Ricardo Fernández y una veterinaria de México, doctora Ana C. Negrete, estuvieron a cargo de la supervisión médica del reptil marino, que fue tratado con antibióticos, vendajes de azúcar y tratamiento con agua ozonificada”, explicó el doctor Mignucci.

“El carey (Eretmochelys imbracata) es una especie autóctona de Puerto Rico que se encuentra en peligro de extinción. Su vulnerabilidad se debe a la caza excesiva, para obtener su carne y su carapacho, que se utiliza en la confección de joyería y piezas artesanales. Vive en áreas cercanas a los arrecifes de coral donde se alimenta comúnmente de esponjas marinas y medusas. Anida en nuestras costas a través de todo el año, pero particularmente en los meses de agosto y octubre”, explicó el doctor Mignucci.

El carey llevará un trasmisor de satélite y será trasladado a las 10:30 de la mañana desde el Centro de Conservación de Manatíes en el Recinto de Bayamón de la Inter por un grupo de voluntarios, estudiantes del Recinto, en la ambulancia especial que tiene el Centro para estos fines, hasta Isla Verde. La logística de la liberación en la playa será una labor en conjunto con Sociedad Chelonia, Grupo 7- Quillas y el grupo Yo Amo al Tinglar.