News

, ,

Avanza la recuperación de los manatíes en el país

Regresarán al mar dos manatíes tras varios años de rehabilitación en el Centro de Conservación de Manatíes

29 de junio de 2016- Por primera vez en los 26 años que lleva el programa de rescate, rehabilitación y liberación de los manatíes en Puerto Rico, se liberarán al mismo tiempo dos individuos de esta especie en peligro de extinción. El evento denominado Regreso al mar, está pautado para el miércoles, 13 de julio en la playa Punta Salinas en Toa Baja.

El histórico evento será realizado mediante la colaboración de la Universidad Interamericana de Puerto Rico (UIPR), el Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico (CCMPR), el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS por sus siglas en inglés), la Guardia Nacional Aérea de Puerto Rico, Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR), y la Guardia Estatal de Puerto Rico junto a un grupo de auspiciadores entre los que se encuentran: Caribbean Produce, EcoEléctrica, Empacadora Hill Brothers, Walmart, Thomas & Betts, Nikini, Drogería Betances y Fundación Plaza Las Américas.

Los manatíes que serán devueltos a su hábitat natural dentro de catorce días son Yuisa y Aramaná, quienes por cerca de cinco años fueron rehabilitados en el CCMPR con sede en el Recinto de Bayamón de la UIPR. Según detalló el doctor Antonio Mignucci, catedrático del mencionado Recinto y director del Centro de Conservación de Manatíes, Yuisa es una hembra que fue rescatada en la poza La Chatarra en Loíza, el 21 de julio de 2013. En aquel momento, se estimó que tenía una semana de nacida. En ese entonces pesaba 73 libras y medía cuatro pies con cuatro pulgadas. Actualmente, tiene tres años de edad, pesa 627 libras y mide ocho pies con tres pulgadas. Por su parte, Aramaná es un macho que fue rescatado en la playa pública de Dorado, el 18 de mayo de 2011. Se estimó que había nacido una semana antes. Pesó 43 libras y midió tres pies con siete pulgadas. En este momento, Aramaná, pesa 551 libras cuenta con una longitud de siete pies con 10 pulgadas y tiene cinco años de edad. Ambos se encuentran en perfectas condiciones de salud y cumplen con los requerimientos establecidos para iniciar su liberación entre los que se encuentran estar saludables, ser nutricionalmente independientes (vegetarianos), medir más de 6 pies y medio y pesar más de 550 libras, tener más de dos años de edad y demostrar la habilidad de alimentarse de vegetación natural (hierbas marinas).