Inauguran Centro KROC en el Recinto de Guayama

El Salvation Army inauguró, en terrenos del Recinto de Guayama de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, el Centro Comunitario Ray & Joan Kroc (The Salvation Army Ray and Joan Kroc Corps Community Center).  El centro es el  único en su clase porque proveerá servicios de educación, artes, música, eventos culturales y recreación y deportes a niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad  de escasos recursos económicos a  un costo mínimo y bajo una misma instalación que sobrepasa los 85 mil pies cuadrados.
 
 “Como parte de los requisitos para obtener este donativo, tuvimos que someter evidencia concreta que probara que el Centro sería establecido en una comunidad de escasos recursos para facilitar la prestación de servicios a la población desventajada y, a la misma vez, el diseño de la estructura debía cumplir con ciertos estándares de calidad. Una vez se determina la localización del proyecto, se le presenta la idea a la Universidad Interamericana, quien apadrinó el proyecto desde sus inicios y su Recinto de Guayama donó los terrenos en los que se levantó la monumental estructura.
 
El presidente de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, licenciado Manuel J. Fernós señaló que la Junta de Síndicos aprobó donar 5.90 cuerdas (23, 218,8862 m/c) de las 50 que posee el Recinto de Guayama para levantar el proyecto en los predios aledaños al Recinto.  “La colaboración que tiene la Inter con el Salvation Army es una unión no solamente educativa y comunitaria, sino que trasciende hasta llegar a una unión de pensamiento ecuménico cristiano”, dijo Fernós.
 
La construcción de esta moderna estructura de clase mundial, diseñada por la firma Sierra, Cardona y Ferrer, fue posible luego de que el Salvation Army de Puerto Rico recibiera la asignación de los fondos ganados tras presentar una propuesta que compitió con otras divisiones del Salvation Army de 30 ciudades del noreste de los Estados Unidos y resultar vencedores al final del proceso de selección. Estos fondos provienen de un donativo histórico de $1.6 billones legado por el matrimonio fundador de la cadena de comida rápida Mc Donalds, Ray y Joan Kroc, al Salvation Army de los Estados Unidos con el fin de continuar estableciendo centros de este tipo a través de toda la nación. El primero de estos centros fue construido en San Diego, California. Puerto Rico, al formar parte de la división del noreste de los Estados Unidos, pudo competir y obtener los fondos que hoy hacen realidad este novedoso proyecto.
 
La entidad sin fines de lucro ofrecerá servicios de cuido de niños, “after school”, trabajadores sociales, clases de música y arte, actividades recreativas y programas de eficiencia física, gimnasio, clases de baile y zumba, 14 disciplinas deportivas y acceso a su piscina semi olímpica, entre muchos otros, todo en un mismo lugar. El centro cuenta también con facilidades de cafetería, salones de reunión, anfiteatro-capilla, plazoleta central y salones disponibles para alquiler para celebrar actividades privadas, canchas bajo techo, mini parque acuático y piscina para niños, área para hacer aeróbicos, servicio de conexión a Internet WI-FI, entre otros. El costo de la membresía individual es de apenas $30 mensuales e incluye todos los servicios mencionados, entre otros beneficios. Se informó, además, que habrá becas disponibles para quienes cumplan con los requisitos establecidos mientras haya fondos disponibles.